Posteado por: tijdgeest | 6 enero 2013

El escriba solitario y el Código de Nefertiti

París muestra el mismo cielo plomizo de hace casi 30 años. Quiere la casualidad que el estacionamiento esté en Rue des Pyramides por lo cual llego a la Rue de Rivoli por la misma plaza que en aquel entonces. Mientras la Torre Eiffel anida su copete en la persistente niebla del mediodía llego al costado del Louvre de la mano de la dorada Doncella de Orléans. Un déja vu treintaañero que trae recuerdos de una mañana mucho más frîa rumbo al metro de Faidherbe-Chaligny.

Casi la misma foto 30 ann après

Casi la misma foto 30 ans après

El motivo de la visita es la exposición de Rafael Sanzio (Los últimos años). Luego de haber visitado la exposición de sus dibujos y bocetos en el Museo Teylers hace unos meses este parece ser el complemento ideal. Y vaya si lo es, con una inigualable reunión de obras del “pittore divino”  y su atelier que bien valen esta escapada de un día para tener el privilegio de verlas. Adicionalmente el Museo tiene poca concurrencia hoy: no hay colas, los pasillos son transitables y, como en los viejos tiempos, uno pueda “pararse pa’ mirar” casi todo lo que uno quiere. Hasta la Venus de Milo se deja fotografiar solita, sin el enjambre de gente que la rodea habitualmente y que hace difícil una toma medianamente decente.

La de Milo, just like in the old times

La de Milo, just like in the old times

Caminamos por los largos pasillos ahora de la sección egipcia. El amigo que nos acompaña busca el objeto favorito de su mujer que a útimo momento no nos ha podido acompañar. La gente saca fotos a lo loco, sobre todo en las galerías iniciales, cuando el entusiasmo aún les dura. Luego van decayendo en su interés y las 20 salas distribuidas en dos pisos los van agotando, los pasos se aceleran, las cámaras se van aquietando. En la enorme extensión del que fuera palacio de los Luises hay unas pocas obras que están señaladas con carteles específicos: por allí a la Gioconda, por este pasillo a la Venus de Milo. Son unas pocas, son los tesoros más preciados del Louvre y los que todos, en especial los que por primera vez los visitan, no quieren perderse. Una de esas selectísimas obras es el escriba egipcio.

El escriba egipcio hallado en Saqqara

El escriba egipcio hallado en Saqqara

Recuerdo esta impactante estatua funeraria de piedra caliza que data del Imperio Antiguo (es decir unos 4500 años) en mi libro de Historia de 1ro. de Liceo (Egipto, Oriente y Grecia). Unos años mas tarde me aseguré de marcarla en la vieja guía de Louvre que utilizara en mi primer visita, junto con las otras “imprescindibles” y la púrpura imperial de Bonaparte que también se puede ver en ese museo casi infinito. Desde entonces, siempre que puedo vuelvo a verlo. Esta vez aproveché la promenade por la sección egipcia para el reencuentro. Temía hallarlo rodeado de fans pero en cambio lo encontré solitario y aproveché para fotografiarlo desde distintas perspectivas. Mientras me apuraba esperando la siguiente horda de voyeurs empecé a notar que no venían… en realidad nadie se detenía a verlo. A veces ni una fugaz mirada de soslayo llegaba a posarse sobre el solitario escriba. Me quedé varios minutos esperando pero nadie se detuvo a prestarle siquiera unos segundos de atención. Restaurado, con colores refulgentes bajo la adecuada luz, el escriba seguía solo.

El escriba solo

El escriba solo

Si se compara esta soledad con las aglomeraciones frente a la Gioconda da para meditar. Qué pasaría si un Dan Brown escribiera “El código de Nefertiti” y un papiro revelando una supuesta conspiración secreta de los sacerdotes de la primera época faraónica? Veríamos situaciones de tribuna futbolística para ver al escriba como sucede hoy con la más famosa oba de Leonardo? Egoístamente, espero que eso nunca suceda. Al menos me daré el gusto de, cada tanto, estar a solas con esa obra maestra.

Las manos del escriba

Las manos del escriba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: