Posteado por: tijdgeest | 13 enero 2013

Viajes a lo profundo de la noche – Normandía (Parte I)

El sol despunta en la fría mañana en Sainte-Mère-Église. La panadería acaba de abrir sus puertas y el día otoñal se presenta inusualmente soleado. Este tranquilo pueblito normando a pocos kilómetros de la costa fue unos de los tantos lugares adonde llegaron los paracaidistas aliados la madrugada del 6 de Junio de 1944. Era el día D y su tarea iba a comenzar detrás de líneas enemigas en total oscuridad. La plaza principal está hoy salpicada de tiendas alusivas, alguna que otra bandera de las barras y estrellas y un improvisado mini museo con artefactos y vehículos del impresionante desembarco. Sin embargo, la atracción principal de la placita es el muñeco que recuerda al solitario paracaidista (John Steele) que quedó colgado de la torre de la iglesia del pueblo (escena también de la película “The Longest Day”) y todavía rememora aquella lejana noche de primavera.

El paracaidista de la torre de la Iglesia en S-M-E

El paracaidista de la torre de la Iglesia en S-M-E

Entre los tantos héroes anónimos de la enorme batalla desarrollada en Normandía los auxiliares médicos se cuentan entre los más olvidados. Si bien películas como “Saving Private Ryan” o la serie “Band of Brothers” reivindican y subrayan su papel son pocas las oportunidades de ver algún recordatorio específico. Esta estela cerca del puente de La Fière es una excepción. Desarmados y en la línea de fuego los “medics” jugaron un rol fundamental en el éxito del desembarco más grande de la historia.

La estela recordatoria a metros del puente sobre el Merderet

La estela recordatoria a metros del puente de sobre el Merderet

A pocos metros está el monumento a “Iron Mike” dedicado a los paracaidistas de la División 82, que junto a la 101 llevaron adelante la operación detrás de líneas para facilitar el desembarco. El puente de La Fière era fundamental para tener acceso a la ruta hacia Cherbourg y poder avanzar hacia ese puerto estratégico en las semanas siguientes. Tanto la 82 como la 101 combatieron furiosamente con suertes diversas destruyendo instalaciones de artillería y asegurando puntos claves para los subsiguientes pasos en la invasión aliada. El mal tiempo y las baterías antiaéreas alemanas dificultaron mucho la operación por lo que su éxito fue sólo parcial y con alto costo de vidas humanas.

Iron Mike, el símbolo del 82 de paracaidistas

Iron Mike, el símbolo del 82 de paracaidistas

Originario de Brooklyn en Nueva York el General James Gavin (“Jumpin’ Jim”) fue uno de los comandantes claves dirigiendo las acciones de varios batallones del 82 desde el lugar mismo de los hechos. Su puesto de comando, literalmente al costado del camino, aún está marcado con un cartel recordatorio. A pesar de la gran cantidad de bajas, el 82 consiguió tomar y defender Sainte-Mère-Église, punto fundamental para facilitar el desembarco en Utah Beach.

El puesto de comando del General J. Gavin durante el día D

El puesto de comando del General J. Gavin durante el día D

El tanque M4 Sherman fue una de las tantas armas utilizadas por loa aliados durante el desembarco en Normandía. Pequeño, dúctil y efectivo, el Sherman era ideal para llevar en barcazas que llegaran a la costa. Dicho esto, el Sherman y su cañón de 75mm no podían competir con los mejores tanques alemanes pesados como el Panzerkampfwagen VI Tiger, especialmente diseñado para el cañón de 88mm (originalmente antiaéreo). La velocidad y maniobrabilidad del tanque americano fueron de todas maneras factores decisivos en la toma de las playas donde desembarcaron apropiadamente.

El tanque M4 Sherman frente al museo de Utah Beach

El tanque M4 Sherman frente al museo de Utah Beach

La playa mas al oeste en la invasión (denominada en clave como Utah Beach) fue una de las que ofrecieron menos resistencia. Si bien los búnkers de artillería supervisados por el famoso General Erwin Rommel estaban bien equipados, la envergadura de la invasión y la amplitud de la playa unidas al factor sorpresa hicieron que los aliados se hicieran con el control de la zona en pocas horas. El trabajo de sabotaje de los paracaidistas ayudó y mucho a evitar bajas por bombardeos desde puestos cercanos con instalaciones ocultas en granjas u otros lugares similares. Más sobre esto en la próxima entrega.

Utah Beach hoy, a la derecha el Museo que recuerda el día D en esta zona

Utah Beach hoy, a la derecha el Museo que recuerda el día D en esta zona

(Continuará)

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: